Datos clínicos reales, aquí y ahora.

February 1, 2021

En IOMED hablamos a menudo del dato de vida real (o Real World Data) y del enorme valor que este activo tiene para el sector de la Sanidad y la Investigación Clínica. 

Si el lector nos conoce desde hace tiempo, nos habrá oído mencionar en varias ocasiones que la vasta mayoría de la información clínica que se genera en nuestro Sistema Nacional de Salud se almacena en un formato desestructurado, normalmente en formato de texto, que impide su análisis y explotación por parte de los propios hospitales. Nos habrá leído diciendo que la tecnología actual permite estructurar estos datos mediante lo que conocemos como Procesamiento de Lenguaje Natural, generando bases de  datos estructuradas, ahora sí, completamente analizables y explotables. Y bien, una vez disponibles esas bases de datos estructuradas, ¿cómo las usamos? ¿Qué hacemos con ellas? 

Los datos son tremendamente sensibles y complejos, con lo que se precisa de una planificación elaborada y costosa en tiempo para crear un estudio o ensayo clínico, presentarlo, pasar los filtros administrativos requeridos y aprobarlo. 

Y sin embargo, la necesidad de usar datos la tenemos ahora, no dentro de 3 meses. ¿Se imagina el lector a un director de ventas esperando 3 meses para conocer los datos de ventas de su empresa? ¿O a un analista financiero esperando 3 meses para conocer los movimientos en el balance de su banco? Yo tampoco. ¿Por qué, entonces, debe esperar un clínico investigador 3 meses para saber si hay suficientes pacientes que cumplan los criterios de inclusión o exclusión en un centro para lanzar su estudio clínico? 

Es cierto, nada tiene que ver la sensibilidad de los datos clínicos con unas ventas o unos movimientos en cuentas bancarias. Pero la clave está en agregar los datos: el director de ventas no sabe dónde viven sus clientes, ni el analista sabe en qué se gasta cada cliente del banco su dinero. Si el investigador no necesita saber quién es el paciente, sino solo entender cuántos hay que cumplan un determinado perfil, ¿por qué esperar? 

De esta reflexión, nace Compass. 

¿Qué es Compass?

Si quieres saber más sobre qué es Compass, no dudes en contactar con nosotros. Escríbenos a info@iomed.health